Blogia
Escuela de Padres

Progreso escolar: Las madres controladoras son un obstáculo

Progreso escolar: Las madres controladoras son un obstáculo Dos estudios, desarrollados por especialistas de The Society for Research in Child Development (EE.UU.), indican que las madres que están demasiado pendientes de la vida de sus hijos, lejos de ayudarles en el rendimiento escolar, obstaculizan su eficacia

Telepolis Educación - 17 de mayo de 2004
En el primer estudio, los investigadores evaluaron a 110 madres en el uso del control y sus acciones en apoyo de la autonomía de sus hijos, cuando éstas ayudaban a sus hijos a realizar una serie de trabajos domésticos simulados. Se observó que, cuando las madres ayudaban a sus hijos de forma controladora, como por ejemplo intentando dirigir el comportamiento de sus hijos, los niños que inicialmente rendían poco terminaron desistiendo de su tarea, mostrando una falta de concentración.

En contraste, cuando las madres apoyaban la autonomía de sus hijos, como por ejemplo aprobando su trabajo independiente, los niños que al inicio del estudio rendían poco, terminaron mejorando su rendimiento en las tareas asignadas.

El apoyo de la autonomía de los pequeños les permite explorar su ambiente de forma independiente. Por ejemplo, los padres pueden discutir una situación, pero el niño debe decidir por sí mismo qué es lo importante y generar su propia resolución del problema. Los investigadores señalan que esta experiencia es especialmente beneficiosa para niños que se encuentran en dificultades.

En un segundo estudio, se examinó el uso del control y del apoyo de la autonomía cuando reaccionaban ante los fallos de sus hijos en la vida real. En este caso, 121 madres fueron informando cada noche, durante dos semanas, si sus hijos habían tenido algún fallo o problema durante el día --como dificultades con los deberes escolares, o una pelea en el colegio-- y cómo reaccionaban ellas.

Se vió que, cuando las madres reaccionaban de forma controladora, como por ejemplo castigando a los pequeños o diciéndoles que estaban decepcionadas, los niños no pudieron superar sus problemas de rendimiento escolar y sus notas bajaban seis meses después. Sin embargo, cuando las madres reaccionaban apoyando a los pequeños, abordando calmadamente los problemas de sus hijos con ellos, los niños mejoraron su rendimiento y sus notas al cabo de seis meses.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

María Eugenia -

Hola!! el artículo me parece interesante, me gustaría saber donde fue realizado ese estudio, cuánto tiempo duró y en niños de qué edades... Muchas gracias!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres